Empiezan tus días en el gimnasio… 6 tips que debes saber

Entrenar en el gimnasio no es una de esas decisiones que se toman de la noche a la mañana, a veces preferimos empezar nuestros entrenamientos en casa y quizá luego queremos aumentar la intensidad, o nos preguntamos si vale la pena invertir dinero en una suscripción.

Si ya te encuentras en esa fiebre fitness pero eres “primerizo” en cuestiones de ir al gym, te traemos 6 tips esenciales que debes considerar para iniciar:

1.  Selecciona bien el gimnasio

Antes de suscribirte a un gimnasio es muy recomendable investigar un poco sobre el establecimiento y conocer exactamente los compromisos que se contraen. Son muy frecuentes los casos en que estos negocios venden ejerciendo tácticas de presión. También abundan los lugares en donde la información inicial de instalaciones y servicios ofrecidos que se incluyen en la cuota no siempre es muy clara, y es bueno poner atención a ello.

Se recomienda visitar el lugar en el horario en que se pretende asistir para darse una idea del flujo de personas, así como para observar el funcionamiento y las condiciones del lugar.

También es importante conocer la opinión de otros usuarios, lo que puede hacerse por Internet o por referencias entre personas conocidas.

Visitar el gimnasio en el horario en que pretendes asistir para evaluar el ambiente

Visitar el gimnasio en el horario en que pretendes asistir para evaluar el ambiente

2. Define y establece tus objetivos

Si has decidido empezar a ir al gimnasio, debes pensar antes cuáles son los objetivos que quieres conseguir. Será en función de ellos que podrás medir tus progresos, o que los técnicos podrán ayudarte.

Es distinto entrenar para bajar de peso que para ganarlo, o para tener más musculatura. Si quieres perder peso, tendrás que hacer ejercicios aeróbicos que hagan trabajar a tu sistema respiratorio.

Si lo que quieres es definir más tu cuerpo, tendrás que trabajar la masa muscular y combinar esto con ejercicio aeróbico para eliminar la grasa sobrante.

3. Prepárate desde el día anterior

Hay mañanas en las que la flojera domina y hay cero ánimos de ir al gym. Pero al ver que la ropa deportiva y accesorios están a la mano, resulta más fácil animarse a dar el paso. Una vez listos, es más fácil motivarte para salir por la puerta rumbo al gimnasio.

Además que tener todo listo evita que pierdas tiempo buscando tus medias, o llenando con prisas tu botella de agua. Es de ayuda tener una lista en tu closet, en el baño, o en la puerta de casa con todo lo que tienes que dejar listo el día anterior.

Ten una lista en tu closet, en el baño, o en la puerta de casa con todo lo que necesitas

Ten una lista en tu closet, en el baño, o en la puerta de casa con todo lo que necesitas

4. Evalúa tu dieta

Todos los expertos están de acuerdo en que el éxito del ejercicio depende en gran medida de acompañarlo de una buena dieta. En general, se recomienda una dieta con ingesta mayoritaria de proteínas, moderada de carbohidratos y baja en grasas.

5. Felicítate y reconoce tu esfuerzo al finalizar

Lograr un día constante haciendo ejercicio es un gran avance y tienes que reconocértelo. Recompensa tu esfuerzo con un estiramiento delicioso que te relaje al terminar de hacer ejercicio: un momento solo para ti, para desconectar, relajarte y felicitarte. Estira tu cuello suavemente, tus brazos, tu espalda, tus piernas y respira varias veces.

6. Ten control de tus avances

A veces para no perder la motivación, es necesario un empujonsito. ¡Y te lo puedes dar tú mismo! Si eres constante una semana, es más fácil ser constante la siguiente semana, y si eres constante por dos semanas, ser constante por un mes o dos es más fácil.

Cuando registras tus avances eres consciente de los resultados que has obtenido. También te permite observar los días en los que te saltaste tu rutina de ejercicio, lo que te ayuda a evaluar qué ocurrió, solucionarlo o detectar obstáculos a tiempo para no fallar en el futuro. Y lo mejor de todo es que no tienes por qué hacerlo solo, existen apps especialmente hechas para acompañarte en este proceso.

Un comentario

  1. Pingback: ¿No te gusta entrenar? ¡Existe una opción ideal para ejercitarte! - Storefit

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *